Absuelto un legionario del Tercio Duque de Alba acusado de deslealtad militar

Se le denunció por llevar a la prueba de control de drogas un recipiente con orina a modo de engaño

El Tribunal Militar Territorial Segundo ha absuelto a un legionario destinado en el Tercio Duque de Alba II de la Legión (Ceuta) de un delito de deslealtad, después de que fuera acusado del cambio de una muestra de orina en un control. El procedimiento se inició por unos hechos ocurridos en agosto de 2019, acordándose el procesamiento del soldado y señalándose la vista oral el pasado 30 de marzo de este año.

La Fiscalía Jurídico Militar consideró los hechos probados, solicitando la imposición de una pena de 8 meses de prisión. Por su parte, la Defensa del acusado pidió la libre absolución al considerar que no había quedado desvirtuada la presunción de inocencia de su patrocinado, invocando a su favor el principio de in dubio pro reo. En sentencia, a cuyo contenido íntegro ha tenido acceso El Faro de Ceuta, se hace constar que el legionario, en cumplimiento del Plan Antidroga del Ejército de Tierra, se sometió a un control para la detección del consumo de sustancias estupefacientes ese agosto de 2019. Para dicha prueba se hizo uso de una dependencia anexa al despacho del coronel del Tercio, que reunía las condiciones al disponer de un aseo.

Durante la toma de muestras de orina el sargento responsable de que no existiera ninguna irregularidad permaneció fuera del aseo, situado en una posición oblicua que permitía ver al soldado a través del espejo. En un momento determinado observó algo extraño y se asomó al interior apreciando cómo el soldado tenía un recipiente con una sustancia que parecía orina, una tira de esparadrapo y un bastoncillo. Al salir del aseo le decomisó los objetos, redactando un acta de incautación, sometiéndose el afectado al día siguiente a una prueba de control de orina que dio positivo en consumo de tetrahidrocannabinol (THC). El tribunal recoge en sentencia que no queda probado “que el recipiente con la muestra de supuesta orina que apareció dentro del servicio en manos del legionario hubiera sido llevado por este adherida a su pene” o por el contrario “estuviera allí olvidada por alguien sobre la cisterna” como había manifestado el propio afectado. Tampoco queda probado que la citada muestra de al parecer orina fuera del soldado o perteneciera a un tercero y, por último, no resulta probado a ojos del tribunal que se analizara dicha muestra y el resultado fuera distinto al obtenido del análisis de la muestra entregada al día siguiente cuando, ya con normalidad, dio positivo. Por último, el tribunal deja claro que tampoco queda probado cómo era el recipiente, ni qué forma y tamaño tenía.

El delito de deslealtad militar consiste en dar a sabiendas información falsa sobre asuntos del servicio. La defensa del acusado, que ha sido ejercida por Consultores y Abogados del estrecho a través de la dirección del letrado José Carlos Lara Barrientos, puso de relieve determinadas circunstancias que fueron apreciadas por el Tribunal, cuya absolución se produce al carecer de elementos suficientes para enervar la presunción de inocencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *